Saint Seiya Revolution
Vamos, únete al foro o muere en el intento. Si no entras pronto, te quitarán la armadura que mas te gusta!!!

¿Dejaras que eso pase y ensucien tu honor de caballero?
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Afiliados V.I.P
Pokemon no zetsumetsu Shaman King Fukkatsuro Rol Kuroshitsuji Alice in Wonderland Sakurai Pet Shop Naruto Apocalipsis Pokémon Gaia Amentia Psychiatric Strong World Rol Teen Titans New Generation Shikaisen Paradaise NinWorld El Reino de los Corazones Saint Seiya Revolution Saint Seiya Revolution Saint Seiya Revolution
Últimos temas
» ejem holas :P
Sáb Jun 10, 2017 10:38 pm por Neruvian

» Requisitos y Beneficios de Maestro/alumno
Dom Ene 25, 2015 3:03 am por Manu de Geminis

» Buenas una duda
Vie Dic 06, 2013 3:15 am por Aecio

» Renovación [S.S. Eternal Spirit]
Sáb Nov 23, 2013 12:56 am por Invitado

» Shaman King Fukktasu Rol [Afiliación normal]
Sáb Oct 05, 2013 12:37 am por Invitado

» One Piece Ascension
Miér Ago 07, 2013 2:57 am por Invitado

» Hagamos una Historia
Lun Jul 15, 2013 5:28 pm por Akira

» Volviendo =D
Dom Jul 14, 2013 11:56 pm por Akira

» World´s Inuyasha RPG [Élite]
Miér Jul 10, 2013 8:03 am por Invitado

Junio 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Vota
Vota Por nosotros y ayuda a hacer crecer al foro solo has click
Sekai Anime Top List The Top 100 Dangerous Sites Shiki Topsite! ROLTop4Us Onigroup Top List Kuroi Bara Top List
Staff
Hades Vergil Akira
¿Tienes alguna duda o quieres consultar algo? manda un MP a los administradores

Llegada al templo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Llegada al templo

Mensaje por Anabelle. el Miér Abr 20, 2011 5:20 pm


Anabelle llegó finalmente a su templo, ese sitio donde ahora residiría como reina al lado del ser que amaba con todas sus fuerzas pero que siempre le hacía dar los corajes más grandes del mundo y que más que todo provocaba en ella los deseos más oscuros de traición sin embargo lejos de perder su tiempo pensando en la forma perfecta para cobrarse todas las maldades que el le hizo en esta era, la diosa del olimpo decidió que lo mejor era que se dedicara a admirar su hermoso templo y que pensara en la forma de darle un toque un poco más personal al mismo, después de todo ese sería su hogar de ahora en adelante.

No había nadie en ese lugar, el olimpo estaba vacío y al parecer este quedaría así durante mucho tiempo, ni siquiera eld dios del rayo había hecho su acto de aparición en ese lugar, cosa que hacía su poner a la joven diosa que Zeus demoraría bastante en poner sus pies sobre ese lugar; aunque dadas las circunstancias anteriores, el no se acercaría a ese lugar ni porque estuviera despierto, ya que fue ella quien intentó bajo todos los medios de arrebatarle el poder ganando así el castigo de tener que colgar por cadenas desde el cielo el olimpo hasta que su poder se selló.


-Mejor haber reencarnado en una humana, después de todo ya no tengo que colgar por esas cadenas que lastimaron mis muñecas por tanto tiempo... Si tan solo el me amara, pero ya lo entendí. El no ama a nadie y yo tengo que olvidarme de ese sentimiento para poder seguir adelante, debo buscar mi propio propósito. NO saco nada esperando por el insistentemente./
avatar
Anabelle.
Dios
Dios

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 02/03/2011
Oro : 1555

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
0/125  (0/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Jack Bezarius el Dom Mayo 01, 2011 5:28 am

Me había encontrando luego de mi reencarnación humana, en los implicaciones de los humanos, pero había algo que me incomodara y era el hecho que estaba pensando en Hera, era raro… porque entre tantas cosas no tenía tiempo en sí de ponerme a dar cabeza para mas, pero sabía que entre todo lo que se asombraba para este nuevo sol saliente, era como el llamar de los dioses y la guerra con facilidad, era notorio que tanto el inframundo como el Olimpo estaba algo mas como movidos, inquietos y con otros colores, cosa que me daba entender que faltaría poco para solicitar mi intervención en el futuro, pero ignorando los hechos recientes por su insignificante progreso que daba.

Me había concentrado el tiempo suficiente en una montaña que solo los animales convivía, dándome el lujo de mi cosmos impotente para solicitar la protección de la zona para cualquier interacción sobre mi ida ahora de este cuerpo carnal, ya que ahora prefería de tele-transporta mi cuerpo y mente hacia el Olimpo, pero tenía que asegurarme que el lugar donde volvería estuviera seguro. Mas cuando volvía estaba a las afuera del templo del rayo, dándome el lujo de verlo de arriba abajo, buscando su perfecciones y demás que daba la impresión de agrado a la vista de cualquiera, pero cuando me acercaba y entraba para dar mi aviso de presencia, escuchaba una voz, era la voz de Hera que escuchaba como hablando, aquello me produjo mucha intriga y más cuando escuchaba su palabras finales, que fuero algo que me decepciono para mí mismo y me fuese algo duro aceptarlo.

Caminando y apareciendo con mi cosmos rebelado para que no fuese una sorpresa para ella, hablando con mi tono sereno y ligero hacia esta -¿Tanto daño te he hecho?- pregunte ignorado todo nuestro pasado o demás, ahora prefería escucharlo de ella, pero antes que constatara volví hablar -Si la existencia no fuese tan absurda, ya estuviera con seguridad en el inframundo, pero no puedo hacer mas al respecto que tener las cosas clara- Hice una pausa -Puede ser que no entiendas, pero a lo que me refiero… es que si tienes algo que decir dilo, si vas a hacer algo hazlo… no pienso contradecirte… prefiero el querer comprenderte… ya que prefiero a eso a hacerte más daño- terminaba aquellas palabras con un tono melancólico y arrepentido, me sabia mal ser a veces el llamado todo poderoso, pero suponer que a veces no éramos mas que los propios humanos.
avatar
Jack Bezarius
Dios
Dios

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 04/02/2011
Oro : 1005

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
75/125  (75/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Anabelle. el Dom Mayo 01, 2011 9:58 pm



Una vez más el dios del rayo se había hecho presente frente a la mujer que tanto había lastimado y tanto había humillado, pero más que eso, se estaba presentando ante su esposa, la diosa que se enamoró perdidamente de él y cuyo amor fue tan, pero tan mal pagado que sencillamente empezó a volverse enfermizo, cruel y bastante gastado. En efecto eso era lo que tenía Hera en su corazón por más que intentara cambiarlo, es que no había ciertamente alguna forma de arreglar las cosas, todo estaba destruido aunque hubiera pasado el tiempo, aunque ella hubiera deseado perdonar. EL templo como siempre estaba más que silencioso, estaba por así decirlo muerto, frío y demasiado extenso, había tanto espacio que pasaba a ser tan solo un despedicio, que la verdad era que ella se sentiría más cómoda en una choza pequeña, por lo menos en ella se sentía más calor y cariño.

-Zeus... Lejos de que se escuche lindo e idealista lo que me estás diciendo tengo que hacerte recordar algo interesante que aún se marca en mi piel tome el cuerpo que tome.- Hera mostró las marcas de las cadenas en su muñeca y siguió diciendo- Te dice algo esto? Yo hice lo que quería tal y como tú me lo estás pidiendo ahora, mi castigo fue dado por tí mismo, que más puedes esperar entonces? Siempre hago lo que quiero eso es obvio.

Hera se alejó unos pasos de su interlocutor para suspirar y mirar al piso mientras pensaba en qué decir. Su premisa siempre había sido mostrarse vulnerable para engañar a todo el mundo, pero ahora tal vez era mejor que cambiara un poco las cosas y la forma en la que las manejara, por lo que al final decidió decir con tranquilidad:

-Mira Zeus... Comprenderme es sencillo, sólo tienes que mirar dentro de tus recuerdos y recordar cada humillación que pasé por tí, casa sufrimiento y cada engaño. Castigué a Eco por cubrir tus amoríos con una ninfa y al final tú te fuiste corriendo detrás de otra. Luego me fui contra tu hijo Zeus por causa de que el era el fruto de otro engaño tuyo, pero al final tu hasta lo hiciste estrella. Me alié con los titanes para cobrarte cada humillación, pero al final los sin mano te ayudaron.- Anabel hizo un dejo de fastido mientras recordaba todo eso- Cientos de ellos acabaron con mi plan maestro, y al final como siempre... Me diste el peor de los castigos eternos. Dímelo ahora... ¿Acaso me comprendiste en ese entonces? ¿Qué te hace pensar que puedes comprenderme ahora?

Anabelle terminó de hablar y se sentó en el suelo, estaba cansada de estar de pie y estaba cansada de mirar tan lejos y tan cerca a la vez al ser que no podía tener por completo porque siempre la engañaba, estaba cansada de tener un hogar que no servía para nada y más que todo se cansaba de decirle siempre lo mismo a Zeus y que el siempre le prometiera y le fallara en la misma promesa.

avatar
Anabelle.
Dios
Dios

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 02/03/2011
Oro : 1555

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
0/125  (0/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Jack Bezarius el Dom Mayo 01, 2011 11:34 pm

Ahora mismo estaba en una posición incómoda y a la vez muy firme, sabía que las primeras palabras de Hera era lo que pensaba y tenia de adentro como dagas que se lanzaba a blanco indeciso pero consiente, buscando a que algunas de estas dieran en el blanco y pudiera hacer el crítico perfecto si tener que despreciar demasiado tiempo, pero solo di una leve sonrisa, en este cuerpo de aquel joven que había terminado siendo solo un aquel que murió en un futro de amor y desilusiones múltiples, esto me dejaba siempre en mi propia decisión y me hacia decir yo mismo -¿Sera que solo soy un dios de mentiras, cuyo puesto fue dado y el voto fue arreglado- me preguntaba a veces, solo por ciertas cosas y a la vez tanto sucesos que pasaron alrededor de los tiempos, pero al escuchar las últimas palabras de Hera una pequeña sonrisa blanda di y mi ojos se cerraron a la vez.

Respondí como si fuese inmediato a esto, pero también me acercaba y miraba su brazos y a la vez intente de tocárselo, pero entre los dos se noto como me frene de inmediato en aunque sea de tocarle, para aun mirando su brazos hablarle -Je… No lo sé, no tengo palabras… se diría que no he hecho ni mi deber como padre, ni como esposo- hice una pequeña pausa y suspire -no tengo derecho ni verte los ojos, se que quizás no te comprenda aun, lo que hice lo hice por segarme… pero no hay justificación por mi actos- fue cuando mi mirada fue hacia arriba, buscando una consolación donde no podría de encontrar dando lo que sería una posición muy vacía y también poco habitual de mi.

Diciendo hacia el vacio como palabras secas y bajas -Quizás pronto no esté para darte mas deserciones…- termine aquello como una incógnita muy baja, para luego mi rostro dirigirse hacia esta, viéndole de pies a cabeza -De asaria cualquier dios tenerte, no lo negare ni tampoco creas que intento ganarme tu confianza, seria descarado de mi parte… pero estoy seguro que si fuese por ellos ya no sé lo que pasaría, pero tu gran fidelidad y amor, ha sido lo que ha formado este reino de colores falso que yo sustente a su creación- termine esta palabras como si nisiquiese fuese yo, para acercarme más a ella y decir como un testamento declarándose su deseos y alegatos -Si las oportunidades existe, pero el perdón no se acepta, ¿quizás el comienzo si- terminaba aquello con una pausa y una cara audaz -¿Que te parecería la idea de comenzar como mortales?, solo hemos sido dioses de palabra, pero siempre sobre ellos… me imaginaria mientras estamos en estas re carnaciones, dar aquella compañía, dificultades y deberes…. Que he faltado a nuestro amor eterno, que puede ser que lo deje ir… pero no quiero tampoco que sea solo un recuerdo- termine aquello esperando su respuesta muy deceso.
avatar
Jack Bezarius
Dios
Dios

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 04/02/2011
Oro : 1005

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
75/125  (75/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Anabelle. el Lun Mayo 02, 2011 7:08 pm

Las palabras del dios del rayo distaban mucho de ser las que siempre decía cuando ella lo conocío. No era esa deidad imponente y segura de sí mismo que se ponía a pelear contra quien quisiera decirle que lo que hacía era incorrecto. Era más bien una forma de ser bastante nueva, un tanto refrescante eso sí, pero no por eso dejaba de ser algo por lo que ella podría sentirse un poco desconfiada; sin embargo su capacidad de análisis podía dar a demostrar que realemente ese hombre estaba con deseos de cambiar su forma de ser. No sabía si eso era por causa de nacer en una existencia humana, o solo por el hecho de darse cuenta de lo que había hecho antes. La verdad era que no creía ni una de esas dos suposiciones.

-Con que pronto no vas a estar? Acaso va a iniciar ya otra guerra?- Anabellle enarcó una ceja y se acomodó los cabellos, si era cierto eso, ella tendría las posibilidades de hacerle ver a Zeus cuán útil era ella y cuán mal estaría de no ser por su ayuda.- No creo que vallas a perder así no más... Seguro se te ocurre algo. Creo que hasta yo podría ayudarte por el bien del Olimpo.

Anabelle suspiró mientras miraba hacia el techo. No importaba cuanto planeara algo, Zeus era así, siemrpe salía con unas actitudes que lograban que ella cambiara de opinión a útima hora, excepto la última vez que lo traicionó, esa sí fue porque el no hizo nada que la suavizara.

-Entiendo... Me estás pidiendo que aplastemos un botón de reinicio y empecemos a hacerlo todo de nuevo? No se puede reiniciar tampoco con todos los semi-dioses que dejaste regados por ahí.- Otro suspiro más salió de la boca de Anabelle. Zeus la estaba confundiendo otra vez, ya no tenía tantos argumentos fuertes para poder de alguna manera enfrentarlo y vencerle, sencillamente estaba ganándole solo con aquellas frases y esas expresiones. Lastimosamente Hera no se podía dejar ganar así de sencillo, por lo que dijo con voz neutra lo siguiente:

-Me parece perfecto... Empezaremos como humanos, pero para poder ganarte mi amor deberás hacer mucho, y te lo digo de antemano. Las cosas que puedas hacer como deidad no funcionarán, quiero ver si puedes hacer las cosas mejor que todos los hombres que rechacé cuando era mortal.


Una vez dicho esto Anabelle se puso de pie y se sentó en su trono, puesto que el suelo ya le estaba molestando y la estaba haciendo sentir incómoda. Cruzando sus piernas apoyó su hombro sobre el brazero del asiento donde ella descansaba y puso su cabeza en la palma de su mano mientras observaba con absoluto detalle la silueta del recipiente de el dios de los truenos, estaba pensando si relamente el podría cumplir el reto impuesto por sí mismo.
avatar
Anabelle.
Dios
Dios

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 02/03/2011
Oro : 1555

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
0/125  (0/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Jack Bezarius el Mar Mayo 03, 2011 3:04 am

Al principio su palabras cortantes era ciertas pero siempre con un tono como contradictorio, mas cuando aceptaba luego como si nada me dejaba el pensar que tanto le habría de hecho, para que me tuviera esa fácil forma de… no quise seguir con el pensamiento anulándolo y respondiendo a lo de los semi-dioses, diciendo entre calma y suavidad -¿Qué eso que ver?, los semi-dioses son lo que son, es mi deber al estar al pendiente pero también el dejarlos cumplir su propio papel como tales- digo aquello como dando entender que las cosas no podía ser solo dominar sobre todos, dando lo que sería un gesto amable y sereno, desde que estaba en este cuerpo humano y tenía la memoria de aquel joven, muchas cosas se me pasaba por la cabeza, intentaba a veces ignorarla pero me ganaba los sentimientos.

Entonces escuchaba su últimas palabras con atención y mostré aires de alegría, pues entonces vi como ella se iba a su trono a acomodarse, yo poniéndome enfrente en mi forma mortal, agachando mi cabeza, algo que no hacía por nadie ni nada, era como un momento especial para mí, dando lo que sería la cortesía de este gesto y decir entre agachado y levantar más o menos la cabeza, para verle con una sonrisa suave -Bella dama, soy Jack Bezarius un joven artista, que viaja entre ciudades y lujares remotos u oculto de todo, para capturar las belleza de la vida- me presentaba dando entender que desde este punto ya dejaba de ser para ella el dios Zeus, me presentaba como todo hombre, que quería de captado por una dama, la cual veía interesante y pensaba en cautivarla.

Ahora solo sonreír esperando a su respuesta, sabia lo orgullosa que era ella y no quería de hablar de mas para estarle de incomodando, pero de alguna forma parecía que tenía que ser sincero conmigo mismo, preferir de desecha todo conocimiento como si fuese algo nuevo, un verdadera forma de estarla viendo por primera vez a mi manera, dando una sonrisa muy cómoda de mi parte, con mi mirada tranquila y fijo hacia ella, si quitarle la vista de encima.
avatar
Jack Bezarius
Dios
Dios

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 04/02/2011
Oro : 1005

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
75/125  (75/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Anabelle. el Miér Mayo 04, 2011 8:10 pm

Anabelle nunca pensó que el dios del trueno dejaría su orgullo para ponerse en pos de conquistarla como si fuera un humano. Una vez más este hombre había terminado por ganarle a la diosa en su propio juego, ahora ambos tenían que jugar a ser humanos, cosa que a la diosa del olimpo no le molestó pero tampoco le agradaba tanto, ya que ahora ella no tenía mucho que decirle a ese ser que estaba frente a ella hablándole de forma tan amable.

Con la misma delilcadeza de siempre, la diosa acomodó la falda de su vestido largo y enarcando una ceja miró de reojo al joven rubio que le sonreía haciendo que por dentro ella se derritiera hasta casi morir; obviamente Hera no pensaba demostrarlo, pero estaba más que probado que el podría contra ella de una forma u otra, por lo que decidió que lo mejor era responderle alto para que hablara y borrara esa sonrisa que no dejaba de gustarle.

-Entiendo... Así que eres pintor...¿Y de donde dices que eres Jack?- Anabelle se sentó ahora mirando de frente al joven mientras pensaba qué otras cosas más decirle. Al ser la primera vez en mucho tiempo que hablaba con el dios del trueno, y al ser la primera vez que hablaba con un hombre tan joven dijo:

-Mucho gusto en conocerte, mi nombre es Anabelle y vengo de una familia de alta alcurnia con un matrimonio no consumado, puesto que el hombre que me desposó fue engañado por mí, ya que lo hice dormir la noche de bodas, ahora el me está buscando frenéticamente y matará a todo el que esté a mi lado. ¿Te asusta eso o no?

Una vez dicho esto Anabelle usó su poder para crear en el salón del trono, una ilusión perfecta de un paisaje hermoso, un bosque lleno de animales hermosos que caminaban tranquilamente, y en el cielo se podía ver la pluma de un pavorreal moviéndose y mostrando por encima de sí misma los ojos hermosos de Anabelle. Esto claro no iba a entrar como parte de crédito para ella, porque se fingía humana así que siguiendo su juego dijo:

-Los dioses nos dieron un paisaje hermoso... Cosa rara la verdad. Porque en mi caso yo no hago belleza ni la pinto. Yo soy un poco más oscura la verdad... Yo no puedo hablar de bondad o belleza por que la mentira y la manipulación rigen mi vida desde que me escapé. Dime Jack... ¿Eres capaz de pintar esa belleza que yo ya no veo en mí?

Anabelle no mentía. Ella sabía claramente que su belleza no era real, ella por sí sola era terrible, maléfica y vengativa, y era precisamente eso lo que la ponía mal. NO lo admitía pero quería desde el fondo de su corazón que ese pintor fuera capaz de marcar la belleza que ella ya no veía, que la plasmara en un lienzo que le pintara una verdadera sonrisa, pero que más que todo la hiciera sentirse como una reina capaz de ser fuerte y poder así saber que aquello por lo que lucha con tantas fuerzas es algo real y no un invento, ni una labor estéril como siempre creyó. Después de todo ella fue criada para ser una muñeca, por lo tanto se sentía como eso por muy inteligente que ella fuera.

-Pintarías la belleza de una muñeca vacía?
avatar
Anabelle.
Dios
Dios

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 02/03/2011
Oro : 1555

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
0/125  (0/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Jack Bezarius el Miér Mayo 04, 2011 10:28 pm

Mientras esperaba su respuesta al escuchar su nombre logre de quitarme la posición forma, escuchando las últimas palabras que ella decía sobre un hombre, dando una expresión más de sorpresa y hace caminar como divagando buscando una respuesta adecuada, era obvio que ahora parecía que estaba tomando demasiado enserio esto, era como si estuviera prestado todo el pasado de el joven Bezarius, el cual todo me dio y usarlo como ahora una vida conjunta a la mía, cosa rara pero cierta en este instante, diciendo en voz como tranquila -¿Por qué tendría que asustarme?- dije aquello en duda dando entender mi desentendimiento, para finalizar con unas palabras sobre mi -Además la vida no supone ser solo color de rosa, yo solo soy un pintor de una ciudad ya devastada por la sociedad y volviéndose una más entre las otras, pero en aquellos tiempo era un lugar humilde, donde viajaba para vender mi pinturas a los que viera lo que en realidad expresaba, pero no me iba del todo bien ya que en esas empacas no era precisa mente valoradas- suspire y hice una pequeña pausa.

Logre ver como el paisaje cambio y hace quede algo estático a su palabras, pero quise seguir para que no quedara desentendimiento -Yo una vez quise, pero aquello que quería… ellos mismo se mataron, solo por dinero y derechos, los cuales de seguro solo se fuero gastando como todo en la vida, quedando sin nada y si nadie, pero aunque los pecados y el pasado siga a alguien no significa que sea tu testamento- dije esto último y volvía con una voz un poco más seria, mientras que entre aquel lugar que ella había creado del paisaje, solo obtuve por dejarme llevar y responder a las últimas palabras de ella -No mientas, tanta belleza solo se marchitara si se logra renegar, además yo no veo nada afuera, mas veo mucho por dentro…¿dime tu, una muñeca tiene sentimientos, una muñeca tiene odio, una muñeca puede ser insistente cautivadora y tenas?, pues no solo son lo que son objetos inanimados, mas tú no eres eso- dije aquello en manera descritica y directa.

Me acerque poco a poco a esta pero terminar quedando a solo tres pasos de distancia entre los dos, quedando con mi forma tan humilde y mi aires como de ignorancia, ahora quería ser sincero y no depender de nada de ser un dios, para decir con un tono sumamente sincero y directo, como una daga que cortaba aquellas cuerda que se cruzan y tropieza los caminos de todos y nuestras decisiones, diciendo si dudarlo -No puedo pintar ahora, ni menos hace, no puedo pintar algo que mi pecadoras manos y mi existencia si mas motivo cree una belleza, me dirás un porque… pero es fácil… si te pintara… pintara a alguien cuya mirada se puede reflejar como la luna elegante a la cual bendita me acude todas las noches a dar las buenas noche- hice una pequeña pausa, dando mi mirada fija a ella y seguir -Dibujaría tu gesto y tu cara, la cual un fuego y perseverancia tiene, dibujaría aquel aires y tonada la cual te acompaña y te da tu firmeza, pero aunque lo dibuje nunca podría de dibujar tan dicha belleza la cual contiene una rosa, que aunque la admiremos y le deseemos sabemos que solo para cogerla ahí que esperar a que nos deje- termine aquello con una sonrisa y mover mi cara hacia un lado.

Terminando de hablar con un poco mas de compresión, diciendo y moviendo mi mano hacia detrás de mi cabeza, para rascarme más en apeno que nada y decir -Perdona... Me he pasado, pero es la verdad…. No puedo de dibujar algo que supera las expresiones humanas, aunque todo pintor pueda dibujar figuras y cuerpos, sentimientos y realidades las pintamos nosotros- sonrió -¿Si quieres ver tu propia belleza?, se tu… ya que hasta ahora eh estado esperando a ver esa belleza a la cual guardas- decía aquello en agrado y sonrisa, esto parecía atónito, porque fisiqueara hablaba como si la conociera de milenios siendo el dios Zeus, era como pensaba y quería comenzar una existencia nueva, logrando de dar lo que tenía que hacer desde un principio.
avatar
Jack Bezarius
Dios
Dios

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 04/02/2011
Oro : 1005

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
75/125  (75/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Anabelle. el Jue Mayo 05, 2011 11:49 pm


Anabelle escuchó con atención aquello que le estaba diciendo Zeus, o mas bien el joven que ahora se llamaba Jack. Por una vez en la vida aquella mujer pudo ver claramente los sentimientos de ese ser que antes mostró tanta frialdad y poca inteligencia ante ella; Anabelle estaba más que sorprendida de escuchar cosas tan profundas viniendo de aquel ser cuya falta de lógica siempre había logrado que ella se enojara hasta llegar al límite de su ira. Era sorprendente y por unos segundos Anabelle podía empezar a creerle a ese hombre que estaba frente a ella, sentía que podía empezar a creer que de verdad que el quería recuperar su tiempo perdido con ella, pero sencillamente las cosas que el estaba haciendo no iban a poder borrar todo lo malo que había pasado antes. Cada humillación y cada sufrimiento hacía que la mujer de cabellos negros pensara si de verdad valía la pena intentar que las cosas se arreglaran. La diosa esposa del señor de los truenos estaba planteándose la idea de si valía la pena tomar el riesgo o no.

Anabelle tanto como humana como diosa no sabía como reaccionar ante la presencia de ese hombre diciéndole tantas coas que ella en sí no podía refutar por el simple hecho de que esta vez el padre de las mentiras estaba hablando con la verdad. Varios pensamientos pasaron por la cabeza de Anabelle y varios suspiros salieron de sus labios; aún como humana ella no tenía tampoco nada bueno para contar o decir, en cambio Zeus como humano tenía cosas lindas e interesantes, ya que después de todo él era un pintor y ella solo se había dedicado a pensar que los hombres eran sus enemigos y que merecían ser estafados y engañados por sus tretas, razón por la cual, Hera decidó decir en tono monocorde:

-¿No son mi testamento? Bueno eso es un consuelo, no sería nada lindo dejarle esas cosas a los demás, sin embargo si son mi epitafio. Son cosas imborrables que no podré sacar de la historia de mi vida, jamás podré dejar atrás ese pasado porque me sigue todos los días. Incluso ahora en estos momentos yo sé claramente que en el pergamino de mi vida está marcada casa cosa que hice, y por desgracia todas son horribles.

Varias cosas más estaban en la cabeza de Anabelle y una de esas, la que más le preocupaba y ese era el hecho de que Jack pudiera ver dentro de ella de esa forma tan especial que le permitía saber si ella escondía una belleza diferente a la que se veía dentro de su corazón. Cosas como esas no podía saberlas nadie que no fuera cercano a ella. ¿Era acaso que estaban tan unidos y ella no lo sabía? Poco a poco sentía que estaba perdiendo y cayendo en su propio juego, ya no sabía si rendirse o seguir, lo único que sabía era que si lo dejaba, ese pintor podía confundirla poco a poco. No podía sentirse más rara, no podía si quiera mirar la los ojos a ese hombre que le hablaba, por lo que esta vez empezó a hablar esquivando los ojos del pintor que estaba frente a ella.

-Belleza interior? ¿Y acaso tú la has sentido como para poder saber que está ahí sin verla? Esto que ves es lo que soy no hay más, y si así no ves belleza es que entonces no hay... O quizá lo que se muestra y es bello dista mucho de ser lo que para tu concepto es hermoso... DIme cuál es tu concepto? Mi bondad y todo rastro de decencia fue borrado por la presencia del rencor y la desgracia.
avatar
Anabelle.
Dios
Dios

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 02/03/2011
Oro : 1555

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
0/125  (0/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Jack Bezarius el Vie Mayo 06, 2011 12:31 am

Esperaba a su respuesta con atención y un poco de paciencia, teniendo en cuenta todo lo que había dicho sabia que me había excededlo un poco pero también notaba a Hera algo como diferente, era una reacción rara y más cuando escuche su primeras palabras, esta no le vi demasiado que decir además de un gesto de tristeza, pero al ver como evitaba el verme una gran duda seme vino a la mente, ¿Por qué seria que evitaba el mirarme?, era lo que me preguntaba con tantas dudas las cuales pasaba por mi cabeza. Era cierto que la figura de un joven el cual era un pintor y vivía en su propio mundo de lienzos y colores estaba frente a ella, pero también estaba alguien con la experiencia del mundo y los millones de errores y tragedia que le seguía desde principio de los siglos.

Al escuchar lo ultimo me acerque aun mas a esta y le mire con una mirada firme, sin ni siquiera rechistar o ser blando -¿Por qué evitas el verme?- pregunte en duda y a la vez en decisión, lo decía mas con un tono interesado y preocupado, se notaba que estaba poniendo mi atención en ella lo más posible que en diferencia de todo los demás tiempo, para decir como respuesta inmediata que parecía que ni estaba dándome tiempo para respirar correctamente, decía para ella si vacilar o retenerme -¡Claro que no!, ¿Cómo puedes de decir eso?, además si me lo preguntas… aquella belleza que se ve… no es aquella que está delante la piel, lujuria o facetas, todo somos diferente pero aquellos es lo que nos haces respectivo, ¿pero cuál es tu belleza?, la banda es solo un requisito de aquellos que prefecta hacia los dioses, no es belleza es humillaron- al decir esto me había ofendido yo mismo, pero prefería de ser sincero al estar reteniéndome, para terminar aquellas palabras algo agitado -Belleza aquella tu carácter tan firme y temerario el que esplende, belleza aquella tu carácter que resalta entre el fuego como una bella domadora, aquella que arrodillaría a las fieras solo con su mirada, aquella que los demonios caería y los divinos envidiarían, solo por querer quitar esa fuerte y gran valía que se ven en ellos, que para tantos sería imposible de hasta mover, pero para otros un hechizo el cual dominaría a cualquiera- termine aquello y empezó a respirar con más calma, intentado el sentirme mas agosto.

Estire mi mano y se veía mas como si estuviera esperando a que aceptara una ofrenda de baile, en realidad era eso lo que exacta mente pedía -La vida no es ser piadoso o misericordioso, para ser aquello que resalta, aquello que se llama existencia es el simple hecho de lo que hacemos y como haces, solo diré esto… y escúchalo con atención- Decía luego de una pausa -Solo soy un pintor el cual con su pequeño talento y su vida humilde, disfruta de ver todo aquello que parece intocable, hace eres tu… una figura la cual solo podría de dibujar pero nunca sentirla o tocarla con plenitud si no se dejara, la belleza no se ve… es algo con lo que tienes por inercia… y voz tienes una la cual estas sobre valorando….es aquella la cual haría que cualquier hombre desearía estar hasta los fines de su días- al terminar aquello termine con una sonrisa, di unas últimas palabras pero para sobre entender porque estiraba mi mano hace, hacia ella -Si solo deseas el buscar los retoños, solo imagina que ellos están ahí, si piensas en música ahí escuchara la tonada… y si deseas ser libre solo necesitar el estar de acuerdo con tu sentimientos y tu decisiones- aquello salió un poco cruel, ya que aunque me rechazara… sabría que intente por todo los medios recuperar aquella que hiso que fuese un dios en mi propio mundo, pensando solo en un futuro con ella… y en un vacio si esta.
avatar
Jack Bezarius
Dios
Dios

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 04/02/2011
Oro : 1005

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
75/125  (75/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Anabelle. el Vie Mayo 06, 2011 7:14 pm

Hera sonrió de forma irónica mientras llega a la conclusión de que el concepto que Jack o su esposo Zeus tenía de la belleza, distaba mucho de ser el que ella guardaba en sus pensamientos. Su concepto era un poco más complicado y no día definirse así no más. Incluso su rostro hermoso y su cuerpo perfectamente hecho por la naturaleza le parecía que no era precisamente la representación de la palabra belleza. Con el paso del tiempo los conceptos que todo el mundo tenía definidos de una forma eran poco a poco cambiados para ser definidos de otra, y si todos los humanos lo hacían ella que era divina, no podía pedir permiso para hacerlo. Jack podía decir lo que el quisiera, porque a fin de cuentas ello tuvo más fácil todo. El era un hombre y por lo tanto en la sociedad donde vivió fuera cual fuera tenía una evidente ventaja que ella no era capaz de gozar, ella en cambio tuvo que ser educada para callar todos
los días de su vida y bajar su mirada frente a los hombres, porque después de todo ella algún día se casaría y su marido pasaría a ser su señor. Todo a diferencia de Zeus era más fregado para ella.

Sin miramientos el joven Jack se acercó a Hera para preguntarle porqué evitaba mirarlo y por primera vez en mucho tiempo, el sonrojo se hizo presente en las mejillas de la diosa, quien sencillamente ladeó su rostro y miró hacia el cielo para decir con tranquilidad:

-Eso es mentira, yo no evito mirarte... Sólo que no me parece apropiado el ver el alma de un joven que recién se me presenta. NO es tan necesario que te mire a los ojo spara poder escucharte, yo creo que bien podemos hablar así ¿no lo crees?

Anabelle usó esta ecusa vana mientras pensaba en la palabras anteriores de Jack. Su belleza... Aún estaba pensando en que no sabía cómo tenía que mostrarla, nunca aprendió a hacerlo y tampoco lo vio necesario hasta que se vio envuelta en la competencia con las mortales que se le cruzaban a Zeus cada vez en cuando y ya no sabía de pronto con Jack tanto como humano o como avatar de Zeus tendría que hacer lo mismo en el caso de que no renunciara a él.
La mano de Jack ahora estaba estirada para que ella la tomara. Hera por su parte no sabía si era prudente hacerlo o no, ya que por haí sabía que donde se rindiera o diera un paso atrás el podría ver su debilidad y ganarle.

-Que estoy sobrevalorando la belleza?- Anabelle enarcó una ceja y sonrió con ironía mientras miraba hacia el suelo y juegaba con uno de sus mechones negros. -No fue acaso la belleza de una mujer lo que hizo que cierta deidad engañara a su mujer con cuantas mortales lindas se le cruzaban?- Anabelle suspiró puesto que no había podido resisitir sacar ese argumento que tanto tiempo había estado guardando en su mente para usarlo cuando fuera indicado- La verdad es que por ese motivo es que yo la busco desesperadamente y no pudo definirla. Tú sin embargo me dices que sí la tengo pero que está guardada...

Anabelle decidió que ya no deseaba pasar más tiempo en ese juego de dime que te diré, después de todo una vez más Zeus había logrado anticiparse a ella como la última vez y el le había ganado. Algo por ahí le decía que quizá en su interior ella quería eso, y que además su belleza se estaba opacando precisamente por el hecho principal de que ella estaba sólo presa en su rencor y desconfianza, y que las cosas serían mejores si ella se preocupaba de pasar por alto todo eso. Tomando la mano que le ofrecía el joven, la princesa de las diosas se puso de pie y le dijo a Jack aún sin mirarlo a los ojos:

-Tu ganas esta vez... Ahora dime... ¿Sabes cómo podría mostrar yo mi verdadera belleza? Es que yo no lo sé...
avatar
Anabelle.
Dios
Dios

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 02/03/2011
Oro : 1555

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
0/125  (0/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Jack Bezarius el Vie Mayo 06, 2011 11:04 pm

Ahora solo escuchaba y interpretaba, al ver como ella me respondía al principio me pareció un poco más normal en esta y hace fiel, pero suponiendo lo que venía detrás de aquellas palabras solo un poco de deserción vino de mi rostro, dejando de ofrecer mi mano y decir en un tono demasiado bajo, lo suficiente para que ella no escuchara y decir, cubriendo los mechones de mi cabello mi cara -Las cartas fueron echadas…- al terminar de decir aquello que de seguro para esta fuera solo mover de mi labios, ahora ya me resinaba, parecía que no vagaría su guardia y solo se dejaría de llevar por aquel pasado que yo le cause, viendo imposible el corregir mi errores y dar una sonrisa un poco falsa, a la vez unos aires distante entre los dos, dando entender que no había ya más que hablar.

Respondía por decencia, hace dando lo que sería unas palabras vacías las cuales no tenía demasiado lugar -Se supone que cuando se le habla a alguien sele da la mirada, aunque bueno- termine aquello con un tono sin vida, al ver que ella ni siquiera había de aceptado las palabras que le había ofrecido con anterioridad, era como decir para mí un paisaje el cual la tormenta cubría, dejándome imposible el disfrutarlo o aunque sea tenerle de pintas, pero solo di un suspiro pequeño y a la vez escucha las palabras finales de ella, que hicieron que mi rostro se resguardara total mente entre mi cabellos y hace tener una sonrisa muy simple que se mostraba lo solitaria que era, moviendo mi mano y poniéndola en símbolo de silencio, era como si pidiera que metiera esas palabras, las cuales no necesitaba de escuchar y creo que ella más que nadie menos, por razones que yo creía correctas.

Gesto:

Luego le mire y esta vez ahora no era Zeus, era Jack Bezarius el cual me había fusionado con él, pero nunca quería tener aporte en los sucesos que estaba planeando es este nuevo sol saliente (Milenio), decidió hablar por mí, notándose un estilo de voz algo más refinado, pero también como bajo, era un poco menos tenso y se notaba gentileza en este -No puedo decirte algo que ya de ante manos aflota con fulgor, como aquel sonrojo que se demuestra con munificencia y ablanda corazones, esa es una de tu bellezas, cuales poco demuestras y siempre guardas, porque aquel corazón de los dioses corrompidos o marginados, entre años y años acumulan los placeres del mundo y los lamentos de los espíritu, solo escuchándose la resonancia de su almas, que entre muchas solo da algunas- termine aquello como si fuese un humano de aquellos años, terminando estas palabras y volviendo la sincronización total entre Zeus y Jack, quedando viéndola y pareciendo que una distancia empacaba a forjarse de inmediato, era obvio que yo no quería esto pero sabía que ahora mi decisiones tendría que ser fija, no quería obligar ni que me obligara, dando todo la decisión de si algo pasara o no a ella, notándose en mi ojos la respuesta de ella, que demostraba que cual fuese no iba a lamentarme o suplicarle, mas la presencia la cual mío es, desaparecería de su vista.

PD::
Decide bien, ya que dependiendo lo que digas, el rol continuara o simple mente... digamos que no volveras a ver a zeus y el lo hara por tu bien, pero nisiquiera pa dirigir la palabra
avatar
Jack Bezarius
Dios
Dios

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 04/02/2011
Oro : 1005

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
75/125  (75/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Anabelle. el Dom Mayo 08, 2011 9:57 pm

Anabelle bajó por completo su guardia al escuchar lo que Jack estaba diciéndole. No podía sostener más esa actitud porque entendía que estaba desanimando a su interlocutor con cada argumento que daba, y estaba más de segura que si seguía así, el dios del rayo y ese joven que ahora era su avatar, se alejarían para siempre de su presencia teniendo que ser ella quien ahora se vería en la labor de tratar de buscarles para pedirles que permanecieran a su lado, cosa que a ella no le animaba mucho.

Pasara lo que pasara no podía dejar de quererlo, por más que se empeñara en tratar si quiera de recordar siempre lo peor de él para convencerse de que no le convenía, pero en realidad nada servía. Aún portando el cuerpo de un mortal, el avatar en el que residía su esposo le era más que atrayente e incluso con aquel gesto en el que ponía su dedo índice sobre sus labios, hacían que la joven mujer sintiera que su corazón latía con fuerza haciendo que su respiración se agitara. Pronto un miedo enorme de no poder ver a su único amor invadió todo el ser de aquella mujer quien aún pensaba más de una vez en aquellas palabras que fueron un reclamo hacia ella por negarse a mirarlo mientras le hablaba. Todas las expresiones marcadas en ese lugar por parte de ese humano y deidad que estaba con ella y que hace poco parecía estar arrepintiéndose de querer ganar otra vez su amor; lograon pronto una serie de efectos que la joven de cabellos negros no pudo controlar. Le daba igual cuánto perdiera de su orgullo en esos momentos, algo ya estaba dándole la indicación de que bastaba y sobraba la medida de su orgullo y que lo mejor era que lo dejara manifestando de una vez lo que sentía con un solo gesto, que estaba segura para su interlocutor significaba todo.

Un impulso casi desesperado, o más bien algo acelerado y sin premeditación hizo que el cuerpo de aquella joven avanzara con una rapidez parecida a la de un alma perseguida por el rey de los muertos, y un abrazo muy fuerte, como el de un moribundo aferrándose aún a la vida, culminó aquella conversación por parte de la deidad del hogar. Cada fibra del ser de Anabelle se estremecía con el solo contacto que se formaba entre ambos seres haciendo que un suspiro saliera de sus labios. Como si fuera una joven asustada, la reencarnación de Hera hundió su cabeza en el pecho del rubio y aspiró su aroma por unos segundos, luego le dijo en un tono bastante sincero y limpio de toda marca de altivez y orgullo:

-No me importa nada de eso... Si tú no estás acá no puedo mostrarla porque no tiene caso conservar una belleza si tú no la puedes ver... No tiene caso que siga si no estás a mi lado.
Spoiler:

Off
Espero esto haga que jack se quede y continúe el rol o..o Gomen por tardar n.n
avatar
Anabelle.
Dios
Dios

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 02/03/2011
Oro : 1555

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
0/125  (0/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Jack Bezarius el Mar Mayo 10, 2011 10:35 pm

No sabía lo que estaba pasando a los principios que ya no veía mas sentido que irme alejando de todo y tomar una ruta diferente, pero antes que me diera cuenta veía un poco de diferencia en su forma de ser, no parecía ser la misma ahora, era mas estaba como más visible y algo sucesibles en estos momentos, o eso daba a ver aquel que dominaba el Olimpo, que siempre miraba todo y sabia con perfección como detallar algo sin tener que perder mucho tiempo, me preocupe un principio ya que la vi algo agitada y parecía que estaba como perdida entre su pensamientos, no sabía si había dicho algo incoherente o simplemente le había de disgustado mi palabras, pensando que lo mejor sería de irme y dejar todo esto, pero antes que me diera la vuelta veía su movimientos tan repentinos, como de la nada esta se venía hacia mí y me decías esas palabras con aquel tono que no escucha desde hace cuanto.

Decidí dar primero un suspiro de sobre salto, al ver que todo esto pasaba tan repentino pero al recordar su palabras, que era dicha con esa delicadezas, solo pude de aceptar algo y fue a ella, hace cubriéndole con mi brazos y apoyándola contra mí y hace acurrucarle en un abrazo, que se mostraba algo duradero pero a la vez simple, era la forma como quería estar con ella, si discusiones o problemas, el solo saber que estaría hace y pasar aquellos momentos con tal fragancia que se tornaría a una que ablandaría los corazones, me parecía mas que mejor el que todo esto hubiese pasado, para que estos resultados saliera a flote, hace decir y teniendo mis ojos cerrados -Si se hace, prometo el de quedarme siempre a tu lado hasta el final de los tiempos, para que aquella belleza nunca desaparezca y siga tan vivas y eficaz como hasta ahora, que podría de dominarme como una bestia descarriada, a la vez seducirme si esforzarte, es aquella tu belleza y sentimientos, que me tiene al equilibrio de la felicidad y la infinidad de los sueños- al terminar esto aparte un poco a los dos, pero aun abrazándola.

Para luego verle a la cara y hace dar una pequeña sonrisa, no quería que pasara nada que arruinara esto y tenía un poco de deseo de aunque sea lograr tocar aquellos labios que una vez tenía derecho, pero renegué sabiendo que no era mi derecho y tenía que ganarme todo aquello que había dejado ir, era mi turno de ser el que amara y sostuviera esta relación, pensaba de hacerlo aunque fuese contra los deseos del destino, que aunque irónico y cruel fuera no me importaba mientras pudiera, de saber que ella seria de feliz aunque no me tuviera, era lo que me importaba el que ella pudiera de vivir y disfrutar todo lo que le hice de pasar, y hace pagar mi pecados… y hacer lo que desde un principio tenía.
avatar
Jack Bezarius
Dios
Dios

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 04/02/2011
Oro : 1005

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
75/125  (75/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Anabelle. el Jue Mayo 12, 2011 4:20 am

Un suspiro y un sobresalteo por parte del joven de cabellos rubios fue lo que siguió en consecuencia al acto de cariño demostrado por parte de aquella mujer de cabellos negros que estaba frente al pintor rubio cuya mirada melancólica hizo que ellla se rindiera sin alegar nada más. No estaba segura si eso era exactamente lo que tenía que hacer, pero d e lo que sí estaba segura era de que si no se ponía en una actitud diferente , lo único que lograría sería quedarse sola para siempre. Y eso era precisamente lo que ella no quería, ella no aguantaba la soledad, eso era tan terrible como el engaño.

En pocos segundos los brazos de Zeus rodearon el cuerpo de lajoven avatar de Hera transmitiéndole un calor dulce, uno que la hacía sentir protegida, segura y acompañada. Aún estaba pensando en qué podría decir o hacer para completar ese momento, puesto que aunque ella pensara que podría ir con el hasta el fin del mundo, sabía que tenía que buscar la forma correcta de expresarlo para que el pudiera entenderla y no tomara acciones como las que estuvo a punto de tomar antes; algo en su interior le estaba diciendo ya que si no se atrevía a dar ese paso, el dios de los rayos iba a dejarla para siempre en ese lugar y volvería a estar sola como antes.

-Entonces que sea así... Quiero estar a tu lado todo el tiempo que pueda, seguirte todos los días sin importar a donde. Lo único que quiero es que todo esto horrible desaparezca, quiero ser feliz a tu lado y no me importa nada más, para mí el orgullo de antes no significa nada, Te quiero.

Anabelle no esperó nada más, con delicadeza se soltó del abrazo de Jack y en otro acto un poco raro pero bastane lindo, la joven se empinó un poco porque Jack le superaba en altura y mirándolo a los ojos le sonrió y le dijo:- Quiero sellar esto con beso de amor verdadero, para que este crezca todos los días y perdure a travéz de los tiempos. - Una vez dicho esto Anabelle acercó sus labios a los de Zeus y cerrando sus ojos se acercó mucho más con lentitud para fundir sus suaves labios con los de su esposo en un beso amoroso y tierno que apenas duró diez segundos. Ella quería ver si el deseaba que durase otro poco más.

Off
Gomen si es muy corto es que etsoy algo quemada.
avatar
Anabelle.
Dios
Dios

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 02/03/2011
Oro : 1555

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
0/125  (0/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Jack Bezarius el Vie Mayo 13, 2011 2:14 am

Las palabras que ella mostro al principio no supe como tomarlas, ahora era cierto que estábamos en lo supuesto a comenzar de nuevo, hace que esto parecería raro, pero también tenía un poco mas de autoestima al saber que todo no acabaría en una separación eterna, estando con esta y escuchando su palabras, hasta que al final escuche como ello mencionaba sobre un beso, solo pude dar una cara inocente y luego de sentirlo, me quede algo perplejo si saber qué hacer en los momentos, hasta que mientras mi brazos le rodeaba y nuestro cuerpo estaba juntos, yo solo dispuse de notar como no duro demasiado, pero hace le vi a los ojos, para besarle yo y durar en este un rato, besándole con una pasión muy notable, pero también tierna como dejándome ilusionar con esta pequeña fantasía.

El beso que le había de dado por mi parte hice que se alargara y se tornara un poco, pero la realidad que lo disfrutaba y al terminar le mire y hace se mostraba que estaba algo cansado, ya que mediante el beso seme había de olvidado de respirar y seme agito un poco la respiración, pero fue algo que paso rápido y más cuando logre de entender que ya nada más me importaba, mientras le mire le decía con una voz dócil y cariñosa -Si es hace como deseas, tu deseo lo cumpliré a nombre de la eternidad, cuyo nuestro lazos siempre estará y nuestro amor reforzara- dije aquello un poco romántico, aunque me había acostumbrado un poco a las palabras de Jack Bezarius, un pintor el cual vivía en su propio mundo de lienzo, también bote un poco su manera de hablar que era algo mas como los de un viajero.

Me mantuve junto a ella esperando su respuesta pero a la vez teniéndole con delicadeza, mientras mi brazo izquierdo fue subiendo por su espalda, tocando la silueta de su cuerpo tan perfecto hasta llegar a su cabello, el cual si importar nada mas, empezó a acariciarlo con gentileza, diciendo en un tono amable y pasivo -Que belleza y suave es, es tan perfecto como todo lo demás en ti- dije aquello dando una sonrisa y cerrando mi ojos en símbolo de relajo, dando entender lo bien que estaba en esta situación, que ni siquiera lo vi comprometedor, inconveniente o demás, era más necesario y perfecto para mi
avatar
Jack Bezarius
Dios
Dios

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 04/02/2011
Oro : 1005

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
75/125  (75/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Anabelle. el Sáb Mayo 14, 2011 10:10 pm


Anabelle escuchó las palabras de Zeus, quien ahora se había puesto más romántico y delicado, era como si de pronto al haberse unido con la existencia de ese mortal que respondía a los nombres de Jack, el hubiera cambiado parte de su forma de ser, y lo mejor de todo era que lo había hecho para bien. Una vez que el joven de cabellos rubios terminó de hablar, la joven mujer de cabellos negros cerró sus ojos y abrazó mucho más a su esposo mitológico; quería creer totalmente lo que el le decía, y era por eso que se aferraba a ese pintor para poder entender que de verdad era cierto que ella sería la única mujer para el de ahora en adelante.

Pronto la mano de Jack pasó por la espalda de la joven y un escalofrío recorrió el cuerpo de la misma haciendo que se pusiera bastante tensa. Era más que normal que algo como eso le pasara, porque ella nunca había estado con un hombre en su existencia mortal, de modo que ahora se ponía bastante tensa al sentir la mano de Jack sobre su piel o sobre sus cabellos, porque a final de cuentas ella tenía en su mente el recuerdo constante de que sus mayores enemigos eran los hombres y nada más que ellos.

-Zeus yo prometo que haré todo lo que esté a mi alcance para olvidar todo lo malo que pasé porque después de todo tu y yo somos los dioses olímpicos y tenemos que estar unidos para que nadie se atreva a ir contra nosotros... Y esta belleza que tú acabas de ver será la última cosa que puedas observar antes que te duermas querido...

Una vez dicho esto Anabelle elevó su cosmos e hizo que su querido Jack descansara y durmiera casi eternamente, pues no consideraba que el dios del rayo tuviera que estar pasando su tiempo en ese lugar ahora que ella estaba ahí. Lo quería pero no podía pasar por alto que el podría engañarla igual.

-Gomen nasai, pero la verdad me gustaría mucho que te quedes acá, así nadie te arrebatará de mi lado.- Anabelle hizo una caja de cristal muy hermosa y puso el cuerpo durmiente de su querido esposo ahí, luego la cerró, no sin antes depositar un beso sobre los labios del hermoso joven y acariciar sus cabellos como lo había hecho tiempo atrás, para luego mirar a su querido ex-esposo con ternura y marcharse del lugar.


avatar
Anabelle.
Dios
Dios

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 02/03/2011
Oro : 1555

Datos
Nivel: 1
HP: 8.000
LV UP:
0/125  (0/125)

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegada al templo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.